UN DÍA CUALQUIERA

Un día cualquiera
en un lugar cualquiera
nos volveremos a encontrar
por casualidad.
Tú vendrás hacia mí como siempre,
alumbrada por los nimbos
que te hacían tan solemne
Yo te recibiré con timidez
(las hogueras de mis telas
encendían tu desdén)
Nos miraremos fijamente a los ojos
y calibraremos el peaje que el tiempo
le ha cobrado a nuestros rostros.
Me preguntarás cómo va todo,
mis infiernos, mis penas,
si como de mis poemas
o me siguen comiendo por dentro…
Te responderé que mis infiernos
me incineran
y mis penas van creciendo
a medida que yo menguo;
Sobre mis poemas te diré
que hace tiempo que no escribo
porque me cansé de trocear
mis tristes años en estrofas
y mis duros días en versos.
–Quizá mejor así—dirás.
Cambiarás de tema y me contarás
que has vuelto a resucitar
el deseo de tu lluvia
cuando llena con sus gotas el mar,
que has encontrado un marino
que te ha enseñado a navegar,
hincha tus velas cuando el aire
se niega a empujar,
y te hace soñar
con todos los puertos
donde yo nunca pude anclar.
–Muy bien—te interrumpiré—
soplan vientos favorables para ti.
Te daré dos besos y me iré
cabizbajo y arrastrando los pies
como siempre hago cuando los recuerdos
comienzan a quemarme la piel.
Y tú seguirás con tu feliz vida de novela
mientras yo intento continuar
con mi desastre novelado
en capítulos que no puedo escribir
por miedo a ver delante de mí
todo lo que siento y no quiero sentir,
hasta que un día cualquiera
en un lugar cualquiera,
en uno de mis desvaríos
tropiece con algún verso
que me diga que estoy vivo
y que la vida no es para los muertos
sino para los que se mueren por vivir
y no se esconden ni lamentan
encogidos su ruina
como si cada segundo
fuese el preludio del fin.
Así que a pesar de todo
tendré que aprender a vivir,
a pesar de que mis recuerdos
nunca se acuerden de mí,
a pesar de que mis sonrisas
no hayan aprendido a sonreír,
a pesar que yo, a pesar de mí.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en LA LLUVIA y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a UN DÍA CUALQUIERA

  1. Natalia dijo:

    …a pesar que yo, a pesar de mi…”
    De los mejores de los primeros..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s